¿Quién es Ratzinger?
Sus palabras
El día de la elección
Su salud
Ratzinger, Benedicto XVI
¿Por qué Benedicto?
Los retos
Imágenes

Su salud

Joseph Ratzinger tiene algunos puntos débiles en su salud, unos confirmados y otros que pueden responder sólo a rumores. Tanto es así que su hermano mayor, Georg Ratzinger, no siente una alegría «ilimitada» por su elección, pues le preocupa la salud del Pontífice. «Espero que su salud aguante», dijo Georg Ratzinger, también sacerdote y tres años mayor que su hermano.

En una entrevista con la cadena de televisión ARD, Georg Ratzinger declaró que no contaba con que su hermano fuera elegido «por su avanzada edad y porque su salud no es muy estable».

Uno de los 'achaques' de Ratzinger que ha trascendido a la luz pública es que en septiembre de 1991 estuvo 10 días hospitalizado en la Clínica Pío XI de Roma por una hemorragia cerebral, que le afectó parcialmente a la vista, aunque se recuperó de forma satisfactoria.

A sus 78 años recién cumplidos, también se sabe que el nuevo pontífice ha tenido algunos sustos debido a sus problemas coronarios.

Diversas informaciones aparecidas estos días en la prensa han señalado que el estado de salud general del entonces cardenal alemán es frágil. Además de la debilidad de su corazón, algunos insisten en que sufre diabetes, lo que en principio se presentaba como un problema en sus posibilidades de ser elegido Papa. La diabetes se produce cuando hay un nivel elevado de azúcar en sangre y el tratamiento consiste en inyecciones de insulina.

Pero realmente se sabe poco sobre el estado de salud real de Benedicto XVI. Su posible historial médico, en cualquier caso, es similar al de otros cardenales y candidatos mencionados antes del Cónclave. Entre verdades y habladurías, las patologías más frecuentes que los 115 electores han paseado estos días por las salas de la Capilla Sixtina han sido la diabetes, los problemas renales y las enfermedades coronarias.

POSIBLES PROBLEMAS A LOS 78 AÑOS

A esta edad se ha rebasado en general la posibilidad de prevenir enfermedades y el manejo de la salud se centra sobre todo en el tratamiento de las mismas. La mayoría de los problemas que citamos a continuación son más frecuentes cuanto más edad tiene el individuo:

- Hipertrofia prostática: problemas para iniciar la micción y nicturia.


- Enfermedad cardiovascular (problemas coronarios como la angina o el infarto de miocardio o cerebrales como el ictus). Sobre todo en presencia de factores de riesgo como la obesidad (Ratzinger no parece gordo), la diabetes, la hipertensión, o las dislipemias (colesterol alto) o el hábito tabáquico y el estrés.

- Enfermedades neurológicas como el deterioro cognitivo o las demencias incipientes (Alzheimer o demencia vascular).

- Cáncer: muchas de las neoplasias malignas son más frecuentes en sujetos de edad avanzada; es el caso del cáncer de próstata, colon o piel.

- Osteoporosis: aunque es más frecuente en mujeres puede afectar también a varones y tiene repercusiones en el riesgo de fracturas.

- Catarata: también es más prevalente en sujetos de edad.