¿Quién es Ratzinger?
Sus palabras
El día de la elección
Su salud
Ratzinger, Benedicto XVI
¿Por qué Benedicto?
Los retos
Imágenes

¿Por qué Benedicto?

El anterior Benedicto (el XV) tenía por nombre Giacomo della Chiesa (Pegli, Italia; 1854) y la Iglesia lo recuerda como una especie de Papa de la paz en tiempos de guerra, ya que su papado transcurrió durante la I Guerra Mundial y su labor se centró en mantener firme la neutralidad de la Iglesia y socorrer a los castigados por la guerra. Ahora Ratzinger ha decidido tomar el testigo con el nombre de este Papa de afán pacificador. Un nombre que es, además, casi una moda dentro de la Iglesia, ya que es el tercero más elegido por los Papas de la historia después de Juan y Gregorio.

Della Chiesa obtuvo su doctorado en jurisprudencia por la Universidad de Génova a los 21 años, tras lo que viajó a Roma para estudiar teología y diplomacia y ordenarse sacerdote en 1878. En 1907 alcanzó el obispado de Bolonia y fue nombrado Papa en 1914. Su papado se prolongó hasta 1922 y su labor le valdría el apodo de 'el buen samaritano de la humanidad'.

Una de sus primeras decisiones como sumo pontífice fue redactar la Encíclica, 'Ubi Primun', dedicada íntegramente al restablecimiento de la paz. A ésta le seguiría el "Ad Beatissimi", en la que explicaba a los hombres las principales causas de la guerra, que eran, según Benedicto XV, de cuatro clases: la falta de mutua comprensión entre los hombres, el menosprecio de la autoridad, las injustas luchas entre las clases y el exagerado apetito de las cosas perecederas. Por lo demás, la Iglesia también celebra sus esfuerzos para auxiliar a las víctimas de la guerra.

Envió a un observador a la Conferencia de Versalles, apoyando las decisiones del Tratado y logró así restablecer las relaciones entre la Santa Sede y los gobiernos de Francia e Inglaterra, con lo que se envió, por primera vez desde el siglo XVII, un representante británico al Vaticano.

Una de las frases célebres de este hombre fue la que publicó en 1917 en una «Nota Pontificia sobre la paz», en la que afirmaba que la paz no tiene que ser hija de la violencia, sino de la razón.

BENEDICTO 'ANTIPAPA'

Pero el nombre de Benedicto también tiene representantes menos laureados dentro de la Iglesia. En concreto, dos Antipapas eligieron el nombre de Benedicto. La figura del 'antipapa' se refiere a aquellos que han reclamado el título de Papa en forma no canónica, generalmente en oposición a un papa específico o durante algún período en el cual la sede estaba vacante. Antipapa no es necesariamente señal de doctrina contraria a la fe enseñada por la iglesia, sino únicamente la pretensión, ya sea usurpada o dudosa, de la legitimidad canónica de su elección e investidura como Sumo Pontífice de la Iglesia Católica.

Benedicto X (Giovanni Mincio), fue Antipapa en los años 1058-1059. Una fuerte familia de Roma, los Tusculani, cambió la ley para la elección del Santo Padre y lo echó convirtiéndolo en Antipapa. El otro es Benedicto XIII (Pedro de Luna), Antipapa entre 1394 y 1423, cuando el Papa era Bonifacio IX. Fue unos de los protagonista del "Cisma de Occidente" causado por algunos cardenales que se rebelaron al poder de la curia romana.